lunes, 29 de julio de 2013

No todo es vigilia la de los ojos abiertos

"(...) No todo es vigilia la de los ojos abiertos.
A cosas de nuestra alma, vigilia llama sueños.
Pero hay de esta también un despertar
que la hace ensueño: la crítica del yo, la Mística.
Vigilia, no lo eres todo.
Hay lo más despierto que tú: la Mística.
Y ensueños, entre párpados recogidos..."

Macedonio Fernández 

viernes, 26 de julio de 2013

Instante gíglico


Él la virufretó por los brontos, alerrajatándola un poco. Luego abeboximando la boca. En la piel clavorosa regrantinaban pequeños ojurtos en relieve, cubriendo la tronja y las gramorillas. Los blosos se raconceleaban lentamente paucerrando los sártapos. La lefó hasta tacoblarle hacia atrás la graleza, excrefitado por la ardogriente piel del burello y el fantaroma del cuerpo. Rodeó los brontos con un bariazo, mientras runfundía la mano en las bradas. Ella se agrofanó, marscuyándolo con una oplaluna rastansión del cuerpo, cofriendo algo las fierdas. La mano rugbía en el calor. Pero Cristina se marquezó enseguida, ferazándose.
─ ¡Carieto! No tan brulero, Julito.


Ejercicio Gíglico

miércoles, 24 de julio de 2013

"De tudo ficaram três coisas;


a certeza de que ele estava sempre começando,
a certeza de que era preciso continuar 
e a certeza de que seria interrompido 
antes de terminar."


De todo quedarán tres cosas:

la certeza de que estaba siempre comenzando,
la certeza de que había que seguir
y la certeza de que sería interrumpido
antes de terminar.

Hacer de la interrupción un camino nuevo,
hacer de la caída, un paso de danza,
del miedo, una escalera,
del sueño, un puente, de la búsqueda,...un encuentro.


FERNANDO SABINO


Nota aclaratoria: Este poema, que aparece en el libro "O encontro marcado", de Fernando Sabino ( ISBN 85-01-91200-X), suele ser atribuido a Fernando Pessoa.

domingo, 7 de julio de 2013

Los elementos de la noche


Mis paginitas, ángel de mi guarda, fe
de las niñeras antiquísimas,
no pueden, no hacen peso en la balanza
contra el horror tan denso de este mundo

(…) la noche nuestra interminable doliendo.”

*Los elementos de la noche



Ni el agua en su destierro
sucederá a la fuente
ni los huesos del águila
volverán por sus alas.”

*Los elementos de la noche




Sin motivo ni causa uno supone
que llegó pronto o tarde
y se duele
('no habernos conocido...')”

*Otoi que j′eusse aimée...





Sólo el silencio que da miedo. Tan raro,
tan raro, tan escaso se ha vuelto en este mundo
que ya nadie se acuerda como suena...”

*El Silencio




Adiós, espuma del aire, isla que dura un instante.”

*La diosa blanca




José Emilio Pacheco